¿Cómo conseguir una hipoteca estando en el ASNEF?

Al ser incluida una persona en un fichero de morosos como ASNEF, son muchos los problemas que tendrá a partir de ese momento si desea solicitar un préstamo, sea en una tienda comercial donde trabajen con el fichero o en cualquier entidad financiera de España, ya que antes de responder su solicitud se verificará la información en él y verán que no es confiable para otorgarle un nuevo crédito.

Sin embargo, pese a que es posible ser borrado del fichero de morosos ASNEF cuando ya ha transcurrido un tiempo o después de pagar la deuda, algunas personas desean hacer una solicitud de hipoteca estando en el fichero, por lo que se encuentran con la disyuntiva de si eso será posible.

Aunque no es lo más recomendable solicitar préstamos hipotecarios con ASNEF, si existe la posibilidad de hacerlo, lo cual muchas personas desconocen, y es lo que estaremos explicándoles en este post para un mejor entendimiento.

Formas de conseguir una hipoteca aun estando en Asnef

Si eres uno de los que ha sido incluido en el ASNEF y quiere solicitar una hipoteca aun estando en el fichero, continúa leyendo este artículo hasta el final y entérate cómo puedes conseguirlo de una forma totalmente legal.

Las opciones que tienes para acceder a una hipoteca aun estando en ASNEF son:

1.      Solicitud en bancos

Existen una gran cantidad de bancos que otorgan hipotecas aunque el solicitante haya sido incluido en ASNEF, a aquellos que fueron colocados en el fichero de morosos por tener deudas con operadoras de telefonía, así como a los que tienen deudas con otras empresas que no tienen nada que ver con el sector financiero, siempre que sean deudas de importes pequeños.

La aprobación de una hipoteca aunque el solicitante esté en ASNEF, se debe a que es menor el riesgo de sufrir pérdidas si llegara a no pagar el préstamo solicitado, ya que el inmueble del cliente queda como aval, garantizando así que el banco actúe legalmente a que venda dicho inmueble para la cancelación de la deuda.

Una de las ventajas que tiene el banco cuando otorga una hipoteca a sus clientes, es que estos cumplen más con los pagos cuando saben que su inmueble se encuentra en peligro, así que no importará en nada si estás en ASNEF, siempre que no sea por deudas en el sector financiero.

Si optas por solicitar una hipoteca cuando aún estás en el ASNEF, lo más recomendable es que hagas la solicitud en múltiples bancos para que conozcas cuál es la respuesta que estos tienen, según el tipo y deuda por la que se te incluyó en el fichero.

2.      Solicitud a de refinanciación de deuda

Aunque no será fácil obtener una hipoteca estando en ASNEF, otra opción que tienes es hacerlo mediante las empresas refinanciadoras que existen en la actualidad, las cuales pueden encargarse del pago de tu deuda si es pequeña, que al ser de un sector distinto a los socios del listado ASNEF, te sacará automáticamente del fichero, ya que no tendrás deuda con ninguna empresa de los sectores que trabajan con ASNEF.

La empresa especializada se encarga de gestionar todos los impagos y deudas, así como del pago de los importes en tu nombre, por lo que a partir de ese momento pasarás a tener el compromiso de pago es con la nueva empresa y es con ellos que tendrás que negociar la situación, estableciendo así un nuevo sistema de pagos.

Una vez que la empresa refinanciadora haya adquirido tu deuda, estarás fuera del listado ASNEF y puedes proceder a pedir la hipoteca que estás necesitando, así que es una buena opción si no quieres verte limitado con otros productos financieros por estar incluido en el fichero de morosidad mencionado.

3.      Disminuye tu perfil de riesgo

También puede solicitar una hipoteca si trabajas en disminuir tu perfil de riesgo, el cual aumenta de manera automática cuando te incluyen en el fichero ASNEF, así que básicamente lo que debes hacer es demostrarle al banco que aunque te encuentras en el fichero de morosos, tienes otras formas con las cuales puedes garantizar el pago de la hipoteca si te la otorgan.

Hay dos formas con las cuales puedes disminuir tu perfil de riesgo, las cuales son las siguientes:

4.      Presentar un aval

Más allá de tu inmueble como garantía, puedes presentar al banco un aval que puede ser un amigo o familiar, el cual posee un buen historial crediticio, y quien se comprometerá a pagar la hipoteca en caso de que tú no cumplas con el contrato acordado.

Cuando al banco se le presenta un buen aval como opción, es casi improbable que no te vayan a aprobar la hipoteca solicitada, pero para ello debes asegurarte que tu amigo o familiar sea una persona con ingresos fijos, que de verdad pueda hacerse cargo de la deuda en caso de que tengas algún problema con el pago.

5.      Inmueble libre de cargas

Y la otra opción que tienes es presentar un inmueble que  esté libre de gravámenes, es decir, que no haya sido hipotecado en ningún otro banco o que estás por finalizar el pago de esa deuda. Si como propietario del inmueble pruebas eso, podrás solicitar la hipoteca aunque estés en el ASNEF.

Las opciones que te hemos mencionado son las que tienes disponible para solicitar una hipoteca aunque estés incluido en el fichero de morosos ASNEF, así que queda de tu parte analizar cuál es la que te conviene más.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.