¿Cómo comprar un colchón?

Hay muchos factores que intervienen en nuestra salud: los hábitos (tabaco, alcohol…), la dieta, el descanso, ritmo de vida, la actividad física, la genética, la temperatura, estado de ánimo, etc. Se pueden dividir en componentes físicos, sociales y mentales. Uno de los principales problemas que afectan a nuestra salud es el colchón. Un colchón es determinante para nuestro descanso, pues si no se ajusta a nuestras necesidades fisiológicas puede conllevar diversos problemas de salud (dolores de espalda, insomnio, ansiedad, fatiga, estrés, depresión, dolores musculares…) que a la larga se pueden convertir en crónicos. Los colchones de muelles, por tanto, son un componente que, en la mayoría de casos, no se le otorga la importancia que debería. Es imprescindible ser conscientes de la relevancia real de los colchones. Elegir y comprar un colchón no es, por tanto, tarea fácil. A día de hoy encontramos en el mercado gran variedad de colchones elaborados con diversos materiales, cada uno de estos tiene sus ventajas y desventajas para el consumidor y, por ello, es importante ser consciente de estas variables.

colchones de muelles

La oferta de colchones es amplia (viscoelásticos, de muelles, de látex, etc.) así como las formas de adquirir uno. El mundo de los colchones ha crecido en estos últimos años y, por ello, los que trabajan en el sector proporcionan diversas formas para adquirir productos del descanso. En primer lugar están los establecimientos físicos. En una tienda puedes asesorarte con un comercial de las ventajas y los inconvenientes de cada colchón para saber cual se adapta más a tus necesidades. Además el hecho de poder verlo y testarlo te ofrece la posibilidad de verlo, tocarlo y probarlo por ti mismo. Se trata de la forma más típica y convencional de compra. Por otra parte están las tiendas online. Las nuevas tecnologías han permitido la evolución de sistemas y herramientas en la red para crear webs e-commerce (tiendas online) en la que se detallan con total claridad las características de todos y cada uno de los artículos que se comercializan. Las ventajas de comprar por Internet es la comodidad, la rapidez así como el hecho de evitar colas. Además, las tiendas online ofrecen diversas vías de contacto (correo electrónico, teléfono…) para resolver las posibles dudas de los usuarios. Cualquiera de los dos métodos de compra son eficaces, lo importante de la adquisición en este caso es saber elegir el más apropiado para nuestras necesidades fisiológicas y del descanso así como las garantías y la calidad del colchón. Ante cualquier duda consulta siempre con especialistas del descanso. Una vez adquirido el colchón se deben tener en cuenta una serie de factores para su cuidado y durabilidad: limpiar con asiduidad, girar el colchón de vez en cuando para evitar que se deforme, cambiar el colchón cada 10 años, ventilar la estancia donde se encuentra, cambiar las sábanas con regularidad… La superficie donde dormimos es nuestro compañero durante un tercio de nuestra vida, por ello, es imprescindible ser consciente de su importancia para saber elegir el que más se ajusta a nuestras necesidades fisiológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *